Saltar al contenido

Puebla y el arte universal.

La aspiración estética, presente en la vida humana, ha tenido implícita desde sus inicios la idea de la obra de arte total

Al mismo tiempo que el hombre adquiere conciencia de su muerte, empieza su intento de alcanzar la trascendencia y la inmortalidad. La construcción del habitual humano, ha dejado testimonio de ello, y también de su deseo de alcanzar la perfección y la belleza. Así es como el espacio se convirtió en el lugar de existencia de la obra de arte total. Pero sólo milenios después de haría explícito este concepto.

La arquitectura refleja la vida de una sociedad. Pero, sí es producto de la necesidad o de la cultura, es una cuestión que está en el debate de lo urbano. La nobleza de lo austero y lo sencillo, como modo de vida, impacta a la arquitectura, aunque a veces está condicionada por la pobreza. También se glorifica la grandiosidad, la ostentación, la complejidad como un logro de la belleza y armonía de una forma de vida. Entre estos dos polos, la arquitectura responde tanto a aspectos funcionales, como a factores culturales. Así, la arquitectura, producto de su espacio y tiempo, asegura su universalidad a través de lo local.

En el siglo XV aparecieron los primeros proyectos de ciudades ideales. Filarete, en 1464 proyecta la ciudad de Sforzinda (que nunca se construyo) dentro de una estrella de ocho picos, trazada a partir dos cuadrados a 45o. Y en 1485 Alberti proponía que la ciudad debería ser construida con un modelo simétrico ordenado. Estas ideas se concretaron en la ciudad de Palmanova, diseñada por Scamozzi, construida en 1593.

20150824_184527

Tomás Moro hizo explícito el deseo de ordenación social a través de la armonía estética de la arquitectura de la ciudad, en su obra utopía. En Europa, la ordenación y la protección eran dos referentes necesarios para proyectar las ciudades. Pero en America a principios de la década del 1530, el Fraile Franciscano Fray Toribio de Buenamente, conocido por los originarios como Motolinia, proyecta la ciudad de Puebla sobre una retícula cuadricular, que tiene 100 manzanas. La ciudad de ubicara el el Valle de Cuetlaxcoapan (a 19o, 3’ latitud norte y 98o, 7’ longitud oeste).

El Obispo Garcés, propuso a la segunda audiencia, presidida por Don Sebastian Ramírez de Fuenleal (Obispo de Santo Domingo), fundar una ciudad en el lugar en el que había estado asentada una gran población indígena llamada Cuetlaxcohuapan; probablemente había un complejo Olmeca con semejanzas a la cultura Maya posterior.

Para fundar la ciudad se les doto a 40 familias españolas de 10 a 35 indigenas. Para las labores de construcción se trajeron alrededor de 8000 trabajadores de Tlaxcala y otro tanto igual de Huejotzingo, Calpan, Tepeaca y Cholula.

La ciudad, pensada como un descanso en el trayecto de la Villa Rica de la Vera Cruz a la ciudad de México, pronto se convirtió en la segunda ciudad más importante de la Nueva España.

El 11 de diciembre de 1987, se le concede el titulo de Patrimonio Mundial. De los 2619 inmuebles catalogados como patrimonio cultural alrededor del 1 % (28) datan del siglo XVI. Dos construcciones resaltaban al llegar a Puebla de Veracruz, el Portalillo del Alto, y Casa Aguayo, ubicados en una zona que aun mantiene el estilo de los primeros tiempos de la ciudad. Al otro lado, en la salida rumbo a la ciudad de México, se construyeron capillas. La mayoría desaparecieron, como la de Santa Agueda que fue demolida para construir La Iglesia de San Sebastian Mártir; Otras fueron convertidas en Iglesia, como la de San Miguelito.

 

Para mas información y fotos antiguas ver:

http://ladobe.com.mx/2012/04/puebla-antigua/

https://es-la.facebook.com/142088702479371/photos/a.347328158622090.80536.142088702479371/347332591954980/

https://www.flickr.com/photos/eltb/sets/72157605063064187/

http://www.flickriver.com/photos/eltb/sets/72157605075621406